Aumenta la preocupación por las desapariciones de menores en la provincia de León

Ocho menores en paradero desconocido en la provincia de León

12 de Octubre de 2023
Actualizado: 12 de Octubre de 2023 a las 18:06
Guardar
Guardia Civil.
Guardia Civil.

En el año 2022, Castilla y León registró la cifra más alta de menores desaparecidos de la última década, con un total de 43 casos, según revela un estudio llevado a cabo por el Centro Nacional de Desaparecidos (CNDES), una entidad adscrita al Ministerio del Interior. A nivel nacional, las desapariciones activas de menores ascendieron a 1.646.

En un informe reciente, la Policía Nacional de Castilla y León ha señalado un aumento significativo en las denuncias de desapariciones en la región, con un enfoque particular en casos que involucran a adolescentes y jóvenes en centros de menores. A pesar de la preocupante tendencia, la mayoría de estos casos se resuelven en pocas horas debido a regresos voluntarios.

En Castilla y León, actualmente existen ocho centros para menores infractores, con un total de 131 plazas para llevar a cabo medidas privativas de libertad y convivencia en grupos educativos. Dos de estos centros son propiedad de la región, ubicados en Valladolid, mientras que los otros seis son centros colaboradores en Burgos, León, Salamanca, Zamora y Valladolid.

Además de los menores, al finalizar el año 2022, también se reportaron quince adultos desaparecidos en la Comunidad. En total, se presentaron 1.438 denuncias por desapariciones en Castilla y León el año pasado.

La Policía Nacional mencionó que las desapariciones de personas con deterioro cognitivo, debido a desorientación, también se resolvían rápidamente. Se activan mecanismos de búsqueda una vez se presenta la denuncia, ya que las primeras horas son cruciales para la localización. En casos complejos o graves, se inicia una investigación que incluye análisis de posibles medios de transporte, formas de pago, comunicaciones y otros aspectos para ubicar a la persona desaparecida.

Desde la creación del sistema "Personas Desaparecidas y Restos Humanos" en junio de 2009 hasta el 31 de diciembre de 2022, se registraron 13.310 denuncias de desapariciones en Castilla y León, con 6.192 casos aún activos a nivel nacional.

Por provincias, Valladolid lideró el número de desapariciones activas el año pasado, con 16 casos, de los cuales 14 corresponden a menores. Burgos y León tuvieron diez casos cada uno, con nueve y ocho menores, respectivamente. Palencia fue la única provincia sin desapariciones de menores, pero tuvo cuatro casos de adultos.

Los informes anuales han mostrado una continuidad en el porcentaje de personas desaparecidas sin causa aparente, siendo más alto el número de desapariciones de hombres que el de mujeres. En 2022, el 58.5% de las denuncias correspondieron a varones a nivel nacional, mientras que en Castilla y León, el porcentaje de hombres fue del 59.1%.

En cuanto a las comunidades autónomas, Canarias, Comunidad de Madrid, Cataluña, Andalucía y Comunidad Valenciana fueron las que presentaron el mayor número de desapariciones el año pasado.

En Castilla y León, se destacan casos de personas desaparecidas, incluyendo menores como Lucía Martín Sanz y Abraham Augusto de los Ángeles. También se mencionan casos de adultos desaparecidos, como Vicente Ferrando Fernández, Teodoro Sánchez Bravo, Miguel Fernández García, Abdón González Ruiz, José Antonio Martínez López, María Teresa Ariño Biel, Javier Jiménez Muñoz y María Dolores Sánchez Moya.